El Egipto de los faraones

La crecida del Nilo

egitpo y el nilo
Todos los estíos vuelve la crecida del Nilo. Todos los años se elevan hacia los dioses las acciones de gracias por el retorno de las aguas que vienen a fertilizar el «país de las dos riberas». Lentamente va subiendo el nivel del río, cubriendo el suelo hasta los límites de las primeras casas, construidas prudentemente a cierta distancia de la orilla. Luego, al cabo de varias semanas, las aguas comienzan a retirarse, dejando una capa de barro rica en limo fértil que llaman kemet, «la negra». Los escribas la designan con un ideograma que representa un grueso terrón del que salen hierbas y juncos. A kemet se opone dechret, «la roja», la tierra inhospitalaria que bordea la larga serpiente del río desde la cuarta catarata hasta el delta y el mar. El ritmo de la vida, las labores agrícolas, la pesca, la caza en las marismas, el trabajo en las grandes construcciones, todo de-pende de la crecida. Ella es la que divide el año en tres estaciones de cuatro meses cada una. La primera es akhet, la «inundación», a la cual suceden los meses de peret, que simbolizan la reaparición de la tierra todavía húmeda con el limo que la cubre. La última estación es shemu, las «mieses», que sig-nifica que ha llegado el momento de segar la cebada, el trigo almidonero y el lino…
Los egipcios desconocían las fuentes del Nilo y no se explicaban el mecanismo de su crecida. Procedentes del Nilo azúl, que atraviesa Etiopía, y del Nilo blanco, cuyas fuentes se hallan en África central, las aguas del Nilo efectúan un largo recorrido antes de llegar a Egipto. Por eso, la crecida no se produce allá hasta el mes de Julio.

  Vídeo, Egipto y el Nilo.
 

Si vas a viajar a Egipto, mejor que lo hagas con un seguro médico internacional.

Egipto es un país espectacular, digno de ser visitado al menos una vez en la vida. Pero si vas a hacer un viaje a Egipto, es fundamental que lo hagas bien. Para eso necesitas un buen seguro médico internacional. Cualquier problema que tengas en Egipto ha de ser resuelto con eficacia, y sobre todo si se trata de problemas de salud. ¿Te imaginas sufriendo «El mal del faraón» sin asistencia médica de confianza?
Cigna Salud.  La compañía Cigna dispone de opciones para hacerte un buen seguro internacional.
Bupa. La compañía británica Bupa es una de las más reputadas en lo que a seguros médicos internacionales se refiere.
Mundo Expat. Seguros médicos internacionales de varias marcas, como Bupa, Axa, Cigna, Mutua Madrileña, etc.

 

El laboreo de la tierra

Después de cada crecida hay que voltear la tierra cubierta de limo, chapotear aquí y allá para sacar las piedras, los guijarros y las ramas secas que el agua acarreó. Luego hay que volver a deslindar las parcelas de terreno bajo la mirada atenta de los escribas; suele haber polémicas… A costa de esta penosa labor, Egipto es, según la célebre fórmula de Heródoto, «un don del Nilo».
Los métodos de laboreo se basan todos en una técnica de riego muy antigua. Para sacar mayor ventaja de las aguas limosas de la crecida, los campesinos cavan y cuidan una red de canales separados por diques de tierra, a ambos lados del Nilo. En período de crecida se abren los canales. Se cierran de nuevo en cuanto el agua llega al nivel máximo. Lo cual permite, durante el resto del año, drenar y regar como se quiera los campos ordenados a modo de casillas. En este sistema complejo, cada cual es responsable ante la comunidad campesina.
La tierra se voltea con la azada y se ara con una yunta de vacunos. Luego se siembra el trigo almidonero, la cebada (el cereal que desde más antiguo se cultiva en Egipto) y se planta también el lino, que permite vestirse. Cuando llega el tiempo de la cosecha, hombres y mujeres siegan la mies con hoces de cuchilla de bronce. Se hacen después con especial esmero las gavillas, y se dejan los rastrojos para los animales. Oficialmente, nadie puede poseer tierra ni ganado, salvo el faraón y el alto clero de los templos, a los que el soberano puede hacer donativos. Los campesinos cultivan, por consiguiente, la tierra para beneficio casi exclusivo del Estado y están obligados a prestaciones personales de trabajo gratuito. Pero existen tolerancias, y hasta infracciones, como las que consisten en atribuir a algunos altos funcionarios, además de su cargo, un pedazo de tierra en pago de sus servicios. De ahí a considerarse legítimo propietario no hay más que un paso, que se da pronto.
Según las regiones, la caza, y sobre todo la pesca, completan los recursos de los campesinos. En las marismas, la pesca se efectúa con redes, en embarcaciones de papiro. También se cazan las aves de paso, y animales peligrosos, como el cocodrilo, se esconden en las marismas.
El cultivo emparrado de la vid se conoce desde la época arcaica, mucho antes de las pirámides. La palabra kereac. que designa la parra, es de origen asiático. ¿Se trata de una planta importada? Todavía se ignora. Las cepas rojas son las más representadas en las pintura en los huertos de los templos y en los jardines particulares se cultivan frutales, las parras, cuya sombra vacilante se aprecia, crecen allí junto a las higueras, las palmas datileras y los granados. Los métodos de vinificación no se conocen bien aún. Se hacen mezclas con ciertos vinos y se les añade luego miel o plantas aromáticas. Son objeto de minuciosos cuidados y los rendimientos son altos para la época: una inscripción menciona la entrega, por 20 viñadores, de 1 200 jarros de «buen vino, 50 jarros de alcohol y 50 jarros de vino corriente de mesa.  Para mejorar la calidad de su producción, los egipcios importan sin vacilar ciertas cepas de Siria. Durante la época griega se siguen exportando varios de estos vinos de gran fama a toda la cuenca del Mediterráneo.

  La vida cotidiana en el antiguo Egipto.
 
 
 
 
 

Originally posted 2015-01-16 08:51:14.