¿Móviles de segunda mano o reacondicionados? ¡Sí!

A la hora de comprar un teléfono móvil la mayoría de la gente piensa instintivamente en comprar un teléfono nuevo. En general ocurre con casi todos los productos, el mercado de primera mano o de productos nuevos suele ser más voluminoso que el de segunda mano. Pero esto no quiere decir que el mercado de móviles de segunda mano (como el del resto de productos usados) sea despreciable ni que tenga menor calidad.

De hecho, y gracias a varios factores, entre los que caben desde un menor impulso consumista a un afán incluso coleccionista, el mercado de segunda mano o de móviles reacondicionados ha crecido bastante en relación a los comienzos de la telefonía 3G.

Como puntos a favor más importantes de este mercado de segunda mano en el sector de la telefonía podemos citar los siguientes:

  1. El precio. Evidentemente este es un factor muy importante a la hora de decantarse por un móvil de segunda mano o reacondicionado. La rebaja en el precio respecto a un modelo nuevo está entre el 30% y el 70%.
  2. Garantía. La rebaja en el precio no es incompatible con una garantía muy amplia. Por ejemplo, en el caso de un iPhone reacondicionado podemos encontrar una garantía de hasta 18 meses, lo que es practicamente igual a la garantía de 2 años de los productos nuevos. Si unimos el precio de hasta un 70% menor y una garantía de 18 meses, sólo 6 meses menor que la garantía de un producto nuevo, tenemos un producto con una relación calidad-precio increíble.
  3. Posibilidad de probar nuevos modelos cada poco tiempo. Para aquellos fanáticos de la telefonía móvil la posibilidad de adquirir modelos distintos cada pocos meses es algo inconcebible hace no tanto tiempo. Adquirir productos Apple reacondicionado, como un iPad o un iPhone, con una gran garantía y un precio mucho más bajo es algo muy grande.

Diferencias entre teléfonos nuevos, de segunda mano y reacondicionados

Hasta ahora hemos hablado de móviles nuevos, móviles de segunda mano y reacondicionados sin hacer ninguna distinción entre ellos. Entre los móviles nuevos y los otros dos las diferencias son claras, pero quizás en el resto de caso cueste diferenciarlos.

  • Móviles nuevos. Cuando se habla de móviles es fácil entender a que nos referimos. Se trata de modelos nuevos, sin usar y en su embalaje original. En caso de existir algún problema se habrá de acudir al vendedor y/o al fabricante.
  • Móviles de segunda mano. Cuando hablamos de móviles de segunda mano nos estamos refiriendo a teléfonos que han tenido un uso por otra persona, esta lo ha vendido y otra tercera persona lo compra para uso. Esta compraventa puede realizarse con garantía o sin garantía, según se haga persona a persona o a través de intermediario profesional.
  • Móviles reacondicionados. Por último, cuando se habla de móviles reacondicionados se habla de móviles de segunda mano que han sido revisados y certificados por especialistas. En el caso de Certideal se revisan 30 puntos de cada teléfono móvil y se sustituyen las piezas que estén defectuosas. En este caso concreto esta casa ofrece una garantía de 18 meses.

¿Móviles de segunda mano o reacondicionados? ¡Sí!

Sin ningún tipo de dudas, la opción de adquirir móviles de segunda mano y/o reacondicionados es algo que mucha gente tiene presente. Siempre habrá hueco para los teléfonos nuevos, evidentemente, pero el acceso a los móviles usados cada vez es menos residual.